jueves, 19 de mayo de 2011

Resumen de la Homilía - Segundo día de la Novena

Resumen de la Homilía - Segundo día de la Novena

Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra

En el segundo día de la novena, el Padre José Antonio Panchas, nos propuso subir un escalón más en el monte espiritual de las Bienaventuranzas.

“Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra”. Propuso la figura de Jesús como modelo de mansedumbre. En su proceso de crucifixión y muerte miró con ojos de amor, de ternura y de perdón a quienes lo sometían a agresiones e insultos. Asimismo a Pedro, que lo seguía en su camino a la Cruz, lo miró con ternura y amor. Pedro no pudo resistir su mirada y salió corriendo a llorar su traición.

San Francisco de Sales, fue propuesto, como santo patrono de la congregación Salesianos por don Bosco, por ser modelo de perfecta Imitación de Cristo en la mansedumbre. Don Bosco tenía dos grandes defectos en una ocasión discutía con sus hermanastro Antonio, quien alardeaba que él no había necesitado estudiar y era lo suficientemente fuerte para trabajar el campo. Juanito le agredió verbalmente al decirle que el burro tampoco no había estudiado y era más fuerte que él. En el sueño de los nueve años don Bosco, al ver que los jóvenes que blasfemaban contra Dios, insultaban a la Virgen y a los santos, la emprendió a golpes contra ellos, pero el Señor le dice: “No con golpes, sino con amor con mansedumbre, podrás ganarte a esos amigos tuyos”.

A los hombres que agreden a sus esposas y a las madres que pierde la paciencia con sus hijos, el P. José Antonio, les pidió ser mansos para así alcanzar la tierra prometida, el Cielo, la Patria Celestial.

Pidamos la intersección de la Virgen María para alcanzar la mansedumbre y poder llegar a la tierra prometida, que es el encuentro cara a cara con el Padre Celestial, conseguir la eterna y lograr la verdadera y autentica felicidad.

Francisco Rosas Castillo

Salesiano Cooperador

No hay comentarios:

Publicar un comentario