miércoles, 22 de julio de 2009

Fr. Manuel Jesús Rosas Castillo ofm



Fr. Manuel Jesús Rosas Castillo ofm
Piurano de nacimiento Fray Manuel Jesús Rosas Castillo, vio la luz de este mundo un 26 de Diciembre de 1953, un día después de la Navidad, de ahí los nombres que sus padres América y Vital, quisieron que llevara.
Sus estudios Primarios los realizó: El Primer Grado en La Escuelita de la Plazuela Montero, el Segundo y Tercero Año en el Colegio Nº 33, Cuarto y Quinto en el Colegio Salesiano, que dirigían por ese entonces el RP Eugenio Pennati en la Dirección y el RP Hermman Kimmeskampt en la Consejería.
Fue a través de su Madre, una santa y abnegada mujer que aprendió a conocer y amar a Jesús Eucaristía, a la Santísima Virgen María y nació su devoción por don Bosco, San Francisco de Asís y San Antonio.
Fue un asiduo concurrente al Oratorio Don Bosco, del recordado Padre Alberto Álvarez, conocido como el Padre Good. También monaguillo de las Iglesias: San Sebastián de los Padres Redentoristas, María Auxiliadora de los Padres Salesianos y San Francisco de los Franciscanos Italianos. Fue en este ambiente de profunda religiosidad donde escuchó el llamado de Cristo, que le decía dulce y amorosamente: “Ven y sígueme”.
Sacerdotes como: Eugenio Pennaty, Alberto Álvarez, Hermann Kimmeskampt, Salesianos (sdb), Monseñor Luis Baldo y el Hermano Felipe, Redentoristas; y los Padres Franciscano, especialmente el P. Pedro Musmesci, sin duda deben haber representado una significativa influencia para que respondiera afirmativamente al llamado de Cristo.
Ingreso al “Seraficado”, en Huancabamba, a la edad de 12 años, en febrero de 1965, coincidiendo con el inicio de los Estudios de Secundaria.
Su Primer año de Secundaria lo realizó en el Colegio San Francisco de Asís, de Huancabamba. Segundo, Tercero y Cuarto en el Seminario Menor “Santo Domingo Savio”, de Piura, por entonces bajo la dirección de los padres Salesianos. El R.P. Teófilo Wilk, que era el Rector, el R.P. Andrasik, que era el Director de Estudios.
El Quinto Año lo realizó en 1969 en el Colegio San Francisco de Asís, de Huancabamba, dirigido por el P Aquiles Scala, sacerdote sabio y prudente, que ejerció una gran influencia en su vida. Entre sus profesores recuerda con mucho afecto y gratitud al profesor Rodolfo Ramal, a los profesores Vargas, Villacorta y León.
El Padre Pedro Musmeci de alguna manera ha estado siempre muy ligado a su vocación. Así como también los Padres: Bernardo Castagna, Buenaventura Vella, Gabriel Saia, Eusebio Romano, Juan Bautista Li Puma, Ignacio Ferraro, Roberto Catanese, Aurelio Montagna, Ludovico Oddo, Giacomo Reginella, Rufino Di Giorgi, Silvano Anzalone, Esteban Buscemi, el P. Timoteo Orlando entre otros, sin duda han tenido mucho ver.
E febrero de 1970, viajó a la ciudad de Arequipa, al convento de Tiabaya, donde realizó su Postulantado.
Su Noviciado lo realizó de marzo de 1970 a marzo de 1971 en el Convento “La Recoleta”, del Cusco, bajo la dirección de Fr. Anselmo Díaz Rodríguez.
Fue admitido a la Primera Profesión, el 7 de marzo de 1971, en el Convento “La Recoleta”, del Cusco.
Durante los años de 1971 y 1972 realizó estudios de Filosofía y de Pedagogía en la Escuela Normal Superior “Obispo Calienes”, de la ciudad del Cusco. De ese época guarda muy buenos recuerdos del P. Abel Pacheco, Fundador de la Normal y catedrático de la Universidad del Cusco. Un hombre al que podría llamar sabio, no sólo por sus conocimientos enciclopédicos, sino por su saber de vida. Le enseñó a ser más disciplinado, exigente consigo mismo, y a tratar de superarse siempre.
De 1973 a 1976 trabajó como profesor de aula en el Colegio Hogar San Antonio de Piura (Promoción de 1976). Eran Directores por esa época: P. Pedro Musmeci (1973, 1974), P. Aquiles Scala (1975), P. Juan Bautista Li Puma (1976). De esa época guarda un profundo cariño a Marieta Águila, Teresa Alcocer de Negro, Matilde Morote, Valentina Encalada, que eran profesoras del colegio. Fueron los años de la enfermedad y muerte de su padre Vital Rosas (1973), y de la enfermedad y muerte de su Madre América Castillo (1975)
En 1977 retornó al Cusco para concluir los estudios de Pedagogía en la Escuela Normal Superior “Obispo Calienes”, por entonces bajo la Dirección del P. Emilio Carpio Ponce. Al término de ese año obtuvo el título de Profesor de Educación Secundaria, en la Especialidad de Filosofía y Ciencias Sociales.
De 1978 hasta mediados de año de 1980 realizó sus estudios de Teología en el Instituto Superior de Estudios Teológicos –ISET- “Juan XXIII”, en Lima. De ese período recuerda al P. Arturo Herrera y al P. Lucio Lentini, sus grandes maestros y amigos. De igual manera, al P. Eduardo Arens, gran Biblista, excelente profesor y buen amigo hasta el día de hoy. Recuerda también con afecto a los profesores Manuel Díaz Mateos, Francisco Moreno, Norberto Strotmann y Hugo Echegaray, exponentes de lo más graneado de la intelectualidad de la Iglesia de ese entonces y concentrados, por una serie de circunstancias, en el ISET.
En ese lapso, como una proyección en la Parroquia “Santa María de Jesús”, de Lima, asumió el cargo de Jefe del Grupo Scout “Carabayllo 135”. Guarda bellísimos recuerdos de esa época y una buena cantidad de amigos, algunos hasta el día de hoy.
Su consagración definitiva como religioso, la Profesión Solemne, tuvo lugar en la capilla del Hogar San Antonio, de Piura, el 17 de febrero de 1980.
El 17 de agosto de 1980 fue admitido a la Ordenación Diaconal, en el templo de la Parroquia “Santa María de Jesús”, Lima, en manos de Mons. Germán Schmidt.
Desde fines de agosto de ese año, fue asignado a la fraternidad de Huarmaca, tocándole trabajar con su hermano el P. José Rosas, que era Párroco, Superior de la Fraternidad y Promotor del Colegio Santa Ana. Aprendió a respetar y querer a los campesinos, a trabajar para ellos y con ellos. Si hay alguien que ha influido fuertemente en su formación como sacerdote fue precisamente su hermano el P. José Rosas Castillo.
El 29 de diciembre de 1980 fue ordenado sacerdote en la capilla del Hogar San Antonio de Piura, en manos de Mons. Juan Mc Nabb.

HUARMACA: 1980 - 1985
En Abril de 1981 se le destina a Huarmaca para hacerse cargo de la Parroquia de Huarmaca como Vicario, Ecónomo y Director del Colegio Santa Ana. fundado por el P. Bernardino Ferrante, que fue su Director por espacio de largos años
Su gestión estuvo orientada, desde el inicio, a elevar la calidad educativa del colegio seleccionando con cuidado a los nuevos docentes que iban a trabajar en él y promoviendo la realización de cursos periódicos de capacitación y actualización. Fue por esa época que conoció al Prof. Edward Abad Coloma, por entonces, Jefe del Área de Supervisión Educativa de la DREP, que contaba con un selecto equipo de capacitadores. Supo aprovechar la oportunidad para convencer al Prof. Edward Abad para que viajara a Huarmaca y dictara una serie de cursos de capacitación no sólo para los profesores, sino para todos los docentes de Huarmaca. Lo hizo así por espacio de varios años. El colegio se convirtió en uno de los mejores colegios de la provincia de Huancabamba.
En este distrito y gracias a un trabajo arduo, coordinado y conjunto se logró reunir a las fuerzas vivas del distrito, millares de campesinos de más de 60 comunidades rurales que pusieron emoción social compromiso e increíble esfuerzo físico en la construcción de un campo aterrizaje en la localidad de Cuchupampa con la participación del comité local integrado por destacadas personalidades de ese distrito de nuestra serranía, así como el apoyo de los coordinadores de la diferentes zonas parroquiales, apoyo de los miembros de la comunidad campesina de Yacuas, Coyonayuc propietarios de los terrenos. El trabajo del campo de aterrizaje obedecía la directiva de la Prelatura de Chulucanas que implementó el proyecto “Alas de Fe y Esperanza”, que nació como fruto de la reflexión sobre los sufrimientos causados por el desastre del Fenómeno del Niño de 1983, para brindar servicio aéreo, sobre todo para casos de emergencia, a todo el distrito y pueblos aledaños .
Este proyecto se cristalizó con la construcción de campos de aterrizaje en varias de las parroquias. En Huarmaca, le correspondió canalizar esta iniciativa. Con la conformación de un comité en el pueblo y la participación de miles de campesinos se logró la construcción de un campo de aterrizaje de casi 700 metros y se realizaron obras de envergadura para habilitar los 300 metros restantes. Ese pequeño campo, en el tiempo en que estuvo operativo, sirvió para salvar la vida de varias personas. El proyecto se interrumpió en 1985, coincidiendo con su salida de Huarmaca.

LIMA: 1985 – 1989
Desde 1985 hasta 1988 fue Vicario, Ecónomo y responsable de la formación de profesos temporales en el Convento Santa María de Jesús, de Lima. Desde marzo de 1988 se desempeñó como Superior de la fraternidad y Vicario parroquial. En 1989, tras el viaje de P. Bernardo Castagna, párroco, a Italia, lo reemplazó accidentalmente en el cargo.
Fueron años de intensa actividad pastoral. Tan pronto llegó a Lima empezó a trabajar como Asesor de los jóvenes de la Orden Franciscana Seglar (OFS), Juventud Franciscana (JUFRA) y el Coro Parroquial. Colaboró con P. Bernardo Castagna, sobre todo con ocasión de la Gran Misión de Lima, organizada por la Arquidiócesis. La parroquia se preparó con mucho entusiasmo para trabajar con el Plan Nueva Imagen de Parroquia (NIP), se organizaron los primeros siete Sectores Parroquiales y se prepararon para formar las Zonas Parroquiales. En 1987, con ocasión de un “paquetazo” económico (Salinazo, se le llamó entonces), se organizaron 21 comedores parroquiales para afrontar la crisis y, siguiendo el sueño de P. Bernardo Castagna, se implementó el Consultorio Médico Dental para la atención de los más pobres. Años después, este último variaría su carácter convirtiéndose en el actual Policlínico parroquial “Santa María de Jesús”. Fueron, pues, años de intensa actividad pastoral y de atención concreta a las necesidades más urgentes de los pobres de la jurisdicción.
En 1987 se le encargó escribir la historia de la Custodia en sus primeros 40 años de vida que sirviera para difundir el trabajo de los misioneros. La Revista resultante fue todo un éxito, se imprimió en 1988, con un tiraje de 1,000 ejemplares y circuló ampliamente.
A fines de septiembre de 1989 viajó a Italia. La finalidad era la estudiar Biblia en el Instituto Bíblico de Jerusalén. Los trámites para la obtención de la Visa en Israel, sin embargo, demoraron demasiado. Cuando finalmente me fue otorgada, era ya muy tarde pues los estudios habían comenzado por lo menos un mes antes. Frente a la posibilidad de quedarse en Italia haciendo “turismo”, prefirió regresar a sui patria, a fines de diciembre, para seguir trabajando.

SONDOR: 1990 – 1996
Desde febrero de 1990 hasta febrero de 1996 trabajó en Sóndor, como Vicario y Ecónomo, al lado de P. José, que era el Superior y Párroco. Fueron probablemente los mejores años de su vida. Recuerda que al día siguiente de su llegada, P. José le llevó hasta una pequeña llanura ubicada a corta distancia del convento y le dijo que debían construir una casa para los campesinos, pues cuando venían a los cursos dormían en la calle; poner en funcionamiento una estación de radio para difundir y reforzar los contenidos de los cursos que mensualmente se dictaban a los miembros de los equipos de coordinación zonal; emplear material audiovisual para que los campesinos pudieran comprender mejor los cursos; preparar promotores de salud, porque la gente se enfermaba y se moría con mucha facilidad; y hacer cursos de alfabetización pues los campesinos no podían ayudar mejor a sus comunidades si no podían leer y escribir. A fines de 1990, P. Fernando Trupia, por entonces Ministro Provincial, les pidió preparar un proyecto para Sóndor. En sólo 9 días estuvo listo. Ese fue el Proyecto Sóndor. ¡Era el sueño de P. José! Fue financiado por la Conferencia Episcopal Italiana.
El Proyecto Sóndor comprendía cinco actividades. La primera, la construcción de la “Casa del Campesino”, un edificio de concreto armado de 320 metros cuadrados, de dos plantas, con capacidad para brindar cómodo alojamiento y ambientes de estudios (dos dormitorios, cuatro baterías de baños y duchas, 2 aulas, auditorio, cocina, comedor, ambiente para oficina) para 60 personas. Cuenta, además, con una huerta de aproximadamente un tercio de hectárea para la realización de cultivos demostrativos. En ella se realizaban los cursos de capacitación para los campesinos a un ritmo mensual que no he visto en ninguna otra parroquia. La obra se inauguró el 16 de agosto de 1993.
Desde 1991, con la compra de un grupo electrógeno de 20 kilovatios y la reparación de un vetusto transmisor, empezó a funcionar Radio “San Francisco Solano”, inicialmente en AM. En 1995, contando con la asesoría y apoyo de la Coordinadora Nacional de Radio, fue equipado con un transmisor de onda corta y otro de FM, especialmente concebido para la zona. Desde el inicio, la programación fue diseñada especialmente para reforzar los contenidos de los cursos de capacitación que se dictaban en la parroquia, no sólo en el campo pastoral, sino en agricultura, salud, derechos humanos y promoción humana. El alcance del transmisor de onda corta era excepcional. Por años se recibió información de gente de Canadá, Finlandia, Italia, Japón, Centro América, etc., haciendo conocer que recibían en buenas condiciones la señal.
La tercera actividad del proyecto era la producción de material audiovisual específico para cada uno de los programas de capacitación. Para el efecto, se adquirió una filmadora, videograbadoras, televisores, un grupo electrógeno portátil de 4 Kws. El propio P. José se puso al frente de esta actividad editándose y produciéndose una gran cantidad de material.
La formación de promotores de salud era actividad ya realizada desde varios años antes, por iniciativa de P. José. En el proyecto recibió un nuevo impulso y se prepararon 60 promotores (uno para cada uno de los caseríos del ámbito de la parroquia), por espacio de varios años. En 1995, con el apoyo de Foncodes, se establecieron, con la modalidad de fondos rotatorios de medicinas, 40 botiquines rurales, asesorados, abastecidos y supervisados desde el botiquín central de la parroquia.
La última actividad era la de los cursos de alfabetización. No menos de 2,400 campesinos de Sóndor y Sondorillo aprendieron a leer y escribir gracias a esos programas financiados en los primeros años por la CEI y, en 1995 por Foncodes.
P. José tuvo la capacidad de comprender que junto al enorme y coordinado esfuerzo que se realizaba en el campo pastoral de la parroquia, era necesario desarrollar una actividad de promoción humana que brindara mejores posibilidades de vida a la gente y ayudara a organizar y desarrollar a las comunidades. Su contribución, durante ese tiempo, fue ayudar a concretar ese hermoso sueño.



ACTIVIDADES EN LA CUSTODIA DEL SANTÍSIMO NOMBRE DE JESÚS

CONSEJERO: 1985 - 1988
Durante la celebración del I Capítulo de la Custodia, en enero de 1985, fue elegido Consejero junto con los padres Esteban Buscemi, Flavio Gutiérrez y Elías Zavaleta. Era Custodio el padre Venancio Ferraro.

CONSEJERO: 1994 – 1997
Durante el IV Capítulo Custodial, celebrado en Piura en enero de 1994, fue elegido Consejero, con los padres Aldemir Guerrero, Inocencio Pusma y Bernardo Sánchez. En esa oportunidad fue elegido como Custodio el P. Venancio Ferraro. Además de Consejero se le designó, como Secretario de la Custodia.

CONSEJERO: 1997 – 2000
Durante el V Capítulo Custodial, celebrado en Trujillo, en febrero de 1997, fue elegido Consejero, con los hermanos Plutarco Murillo, Esteban Buscemi y Mariano Delgado. Como Custodio fue elegido Fr. Bernardo Sánchez. Nuevamente fue designado Secretario de la Custodia.

DELEGADO GENERAL: 2001-2002
Fue Secretario del Delegado General desde octubre del 2001 hasta agosto del 2002

SECRETARIO CUSTODIAL: 2002-2003 y del 2008-2009
Retornó a la Secretaría de la Custodia desde agosto del 2002 hasta el 18 de enero del 2003 y del 2008 al 2009
SUS VIAJES A ITALIA
PRIMER VIAJE
A fines de septiembre de 1989 viajó a Italia. La finalidad era la estudiar Biblia en el Instituto Bíblico de Jerusalén. Los trámites para la obtención de la Visa en Israel, sin embargo, demoraron demasiado. Cuando finalmente le fue otorgada, era ya muy tarde pues los estudios habían comenzado por lo menos un mes antes. Frente a la posibilidad de quedarse en Italia haciendo “turismo”, prefirió regresar a su patria, a fines de diciembre, para seguir trabajando.
SEGUNDO VIAJE A ITALIA
Entre noviembre y diciembre de 1993, viajó nuevamente a Italia. Participó en el Congreso para Moderadores de la Formación Permanente, realizado en Asís, del 9 al 30 de octubre. El resto del tiempo lo pasé en Sicilia y en Roma.
TERCER VIAJE A ITALIA
En marzo de 1996 viajó por tercera vez a Italia, acompañando al P. Venancio Ferraro, para participar, como Representante de la Custodia en el Capítulo Provincial, que se celebró en Palermo (Sicilia), entre el 11 y el 19 de abril. Después de pasar algunas semanas más en Sicilia, viajó a Roma, y luego, en el mes de mayo, retornó al Perú.
CUARTO VIAJE A ITALIA
Entre marzo y abril del 2002, viajé a Italia como Representante de la Custodia, acompañando al P. Bernardo Sánchez, para participar en el Capítulo Provincial, realizado en Palermo. Luego de una corta estadía en Sicilia y después en Roma, regresó a Lima.

PIURA: 1996 – 2000
A partir del mes de mayo de 1996, empezó su trabajo como Secretario de la Custodia, Superior de la fraternidad y Promotor del Colegio Hogar San Antonio.
El P. Bernardino Ferrante había sido el Director desde mayo de 1978 hasta diciembre de 1995. A partir de 1996, con la entonces Directora Srta. Marieta Águila, se le imprime un nuevo ritmo al Colegio, adecuándolo a la realidad de un colegio moderno. Se dio un fuerte impulso a la capacitación de los docentes y se procuró fomentar un ambiente familiar y ameno, para superar problemas que lo habían afectado. Se comenzó a organizar toda la documentación del colegio, poniendo particular cuidado en los planes de largo y corto alcance y en definir la axiología del plantel.
En 1996 se vivía la era de las computadoras, el Colegio no podía estar ajeno a esta realidad, por lo tanto se le dio un fuerte impulso a la modernización de equipos y a la enseñanza de la computación. Para 1997 las computadoras del Colegio estaban conectadas a Internet y se trabajaba laboriosamente para integrar estas nuevas herramientas que la modernidad ponía a su alcance. En el campo de las construcciones, en Ceremonia a la que asistió el entonces Director Regional de Educación se coloca la primera piedra del edificio y se da inicio a la construcción del pabellón de secundaria con un aporte de la Provincia del Santísimo Nombre de Jesús de Sicilia, que era el regalo para la Custodia por sus Bodas de Oro.
Siendo Director del Colegio entre 1998 – 1999, la Srta. Marieta Aguila Calderón la Directora Adjunta y el profesor Edward Abad Coloma el Subdirector Académico, mediante un trabajo conjunto de con todos los estamentos del Colegio se consiguió el máximo premio otorgado por la Dirección Regional de Educación, “El Premio hacia la Excelencia Educativa 1998, entre los colegios de la región más destacados
Otro de los logros más destacados fue el Reconocimiento Internacional al Colegio San Antonio por parte de la Microsoft Office, como uno los colegios pioneros en el uso de informática en la educación en la década de los 90
Por otra parte la Secretaría de la Custodia, que había empezado a organizarse y equiparse en el trienio anterior, con las exigencias planteadas por el Capítulo de 1994, sufrió una transformación. Se contrató a una secretaria, se adquirió equipo de última generación y se conectó a Internet. Desde la oficina se apoyaba de manera sistemática el desarrollo del proyecto de vida de la Custodia, el plan trienal de formación permanente, los programas de las diversas Secretarías; se suministraban los subsidios para el desarrollo de los retiros y capítulos locales de las fraternidades y se prestaba el apoyo necesario para los trámites personales de los hermanos o los que corresponden a las fraternidades.
Con Motivo de la celebración de las Bodas de Oro de la Custodia. Se le encargó en 1997 el libro de la Historia de la Custodia, que fue editado e impreso posteriormente en Italia, y presentado con gran suceso en la Ceremonia de celebración de las Bodas de Oro en 1998.
LIMA: 2000 – 2004
Desde agosto del 2000 hasta fines de mayo del 2004 estuvo en Lima, como superior del convento y párroco de la parroquia Santa María de Jesús.
El trabajo en la parroquia de Lima se centró, en primer lugar, en el esfuerzo por recuperar lo hecho por sus antecesores, con el fin de evitar que se perdiera lo que con tanto trabajo se había realizado. Se hizo un cuidadoso diagnóstico para comprender una realidad que necesitaba se transformada, evitando al mismo tiempo el trauma de una ruptura. Se reorganizó el Consejo Pastoral, se completaron los equipos de coordinación zonal existentes y se emprendió una agresiva campaña de formación de los agentes pastorales comprometidos con la tarea parroquial. En junio del 2003, luego de una larga y cuidadosa preparación, se realizó la Gran Misión Parroquial, en los casi cien sectores de la jurisdicción y se conformaron los equipos de coordinación en la mayoría de los mismos. Ya desde octubre de ese año, los nuevos coordinadores participaban en los Consejos de Coordinación Pastoral, afirmándose una estructura capaz de realizar el trabajo pastoral que la Diócesis de Carabayllo había diseñado pocos años antes. El trabajo iniciado entre los años 1987 y 1989 por fin tenía solución de continuidad y se habían dado los pasos necesarios para lograr una pastoral de auténtica participación y comunión.
HUANCABAMBA: 2004 –
En el 2004 estuvo en la sede de Huancabamba apoyando el trabajo a favor de esa provincia por parte de los Padres Franciscanos
Estos son a grandes rasgos algunos aspectos de la vida de este extraordinario sacerdote franciscano que hace 25 años dijo “Si”, al llamado que Cristo le hizo para seguirle en ese camino nada fácil del sacerdocio.
Francisco Rosas Castillo

No hay comentarios:

Publicar un comentario