Novena de María Auxiliadora 2015

Novena de María Auxiliadora 2015
Del 16 al 24 de mayo, tradicional Novena en Honor a nuestra Madre Auxiliadora

Bienvenidos a Piura

jueves, 10 de noviembre de 2011

Por la muerte de Monseñor Oscar Cantuarias

Pesar ha causado en Piura la muerte de
Monseñor Oscar Cantuarias Pastor, quien fuera

Arzobispo de esta diócesis por 25 años y luego su

Arzobispo Emérito. Su partida fue comunicada ayer muy temprano por la Oficina de Prensa del Arzobispado de Piura. De inmediato las muestras de dolor y pesar se hicieron sentir en las redes sociales y en las calles de Piura. Sus restos serán sepultados hoy jueves en el cementerio San Miguel Arcángel.

Teo Zavala Palacios

La mañana amaneció fría, a pesar de ser noviembre, como anunciando una gran pena. La noticia de la muerte de monseñor Oscar Cantuarias llegó al iniciar la jornada a las redacciones de los periódicos y de inmediato se extendió por las redes sociales. Antes del medio día, toda la ciudad lamentaba la partida de uno de los obispos más controversiales, pero también muy querido y respetado.

En colegios, universidades y hasta en las calles, se lamentaba la muerte de este sacerdote, quien no se calló cuando tuvo que defender al pueblo y que a la oración sumó la acción. Igualmente muchos alababan la decisión de sepultarlo en Piura, tierra a la que amó profundamente. Monseñor Cantuarias Pastor se quedará para siempre aquí, porque así lo quiso. Así lo pidió y lo hizo saber a sus allegados.

Él quiso quedarse junto a los piuranos de quienes decía “tienen un corazón grandazazaaaazo”.

Don Oscar Cantuarias llegó a Piura para ser pastor del pueblo católico en 1981 y se quedó para siempre. Veinticinco años compartiendo las vivencias de este pueblo, caminando de la mano con él, le dieron el derecho de quedarse para siempre en los corazones de los piuranos.

Él hizo suyas las causas de piuranos y tumbesinos. Estuvo al frente de sus luchas y compartió sus sueños y sus desencantos. Estuvo con nosotros durante los dos eventos El Niño y ayudó a las autoridades con su consejo, pero también habló fuerte cuando fue necesario exigir atención por parte del Gobierno Central. Por ello, recordar al obispo emérito de Piura, monseñor Oscar Ronald Cantuarias Pastor en estos momentos, es verlo liderando la marcha para conseguir la Reconstrucción de la ciudad de Piura, después del Fenómeno El Niño de 1983.

Estuvo con las autoridades exigiendo desde la Plaza de Armas los recursos por la explotación del petróleo o canon petrolero. Y hasta formó parte de la dirigencia del Frente de Defensa de los Intereses de Piura. Monseñor Oscar Cantuarias fue un piurano más y vivió cada uno de los momentos difíciles de esta región, junto con los líderes piuranos. Estuvo con Tambogrande en su lucha a favor del medio ambiente. Siempre se identificó con las causas nobles y justas y por ello impulsó la creación de la Caja Municipal de Piura, el Hogar del Niño Piurano. En la época del terrorismo, lideró las marchas por la paz.

También estuvo presente en la gran marcha por la paz convocada durante el conflicto Perú- Ecuador en 1995. Los piuranos lo recordamos caminando por la avenida Grau, tomando café en El Chalán con los niños lustrabotas de la Plaza de Armas o conversando con algún vecino de la ciudad en “El Romano”, acompañado muchas veces por “Cholita”, su fiel y consentida perra. En 1984, Cantuarias trabajó arduamente para que la visita del hoy beato Juan Pablo II sea un éxito. Y lo logró. Además, fue el consejero espiritual de muchas familias piuranas, una de ellas fue la de la alcaldesa Ruby Rodríguez, quien lo recuerda con mucha pena, porque siempre lo consideró su amigo.

viernes, 4 de noviembre de 2011

REFLEXIÓN BÍBLICA DOMINICAL XXXII

DOMINGO XXXII DEL TIEMPO ORDINARIO

REFLEXIÓN BÍBLICA DOMINICAL Oscar Montero Córdova SDB

Año A (06 de noviembre de 2011)

Sabiduría 6, 12-16; Sal 63(62); Mateo 25, 1-13

“También las lámparas que llevan en las manos son las buenas obras; pues escrito está en San Mateo: brillen vuestras obras delante de los hombres (Mt 5,16)” (San Agustín).


La parábola de las vírgenes prudentes y necias de entrada ya puede recordarnos algunos de los valores en los que flaqueamos en la vida ordinaria: la precaución y la puntualidad. Y a más de uno le puede arrancar una sonrisa nuestra capacidad para “improvisar” las cosas y nuestra poca puntualidad. Sin embargo, el mensaje de nuestro Señor va más allá, aunque acercándose más a la virtud de la prevención, algo de lo que adolecen nuestros pueblos latinoamericanos. ¡Basta ver la relación entre obras de prevención y desastres naturales!

“¡Que llega el novio, salgan a recibirlo!” (Mt 25, 6). Pero antes, salieron a esperarlo (Cfr. Mt 25, 1). Los seres humanos vivimos de esperanzas –grandes o pequeñas. Esperamos con ansias el fin de semana, esperamos con alegría la visita a los seres queridos. Los estudiantes esperan con anhelo la llegada del período vacacional. Los que compiten en un torneo esperan ganar el primer lugar, etc. Y sin embargo, vivimos sumidos en una crisis de esperanza. Esperamos mucho y, al mismo tiempo, muy poco o nada. Y es que a pesar de que vivimos en un estado permanente de esperanza, éstas no nos llenan, no nos satisfacen por completo. Es más, mundialmente cunde en varios sectores una desesperanza a gran escala. Es triste escucharlo, pero muchos –y muchos jóvenes- no esperan fidelidad ni perseverancia de los casados ni de los sacerdotes o consagrados. No esperan honestidad de las autoridades ni coherencia de los que se propugnan como maestros.

Pero, ¿puede ser el pesimismo la característica de los discípulos de Jesucristo? Yo entiendo que hay situaciones de frustración y de gran dolor que no podemos cambiar, sobre todo cuando no dependen de nosotros. Sin embargo, por encima de nuestras desilusiones -¡Amargas desilusiones!, decía Juan Pablo II- tenemos que subir la calidad de nuestra espera. ¿Quién espera a Dios? ¿Quién tiene puesta su esperanza en Jesucristo, salvador de la humanidad y del cosmos?

No podemos caer en las equivocaciones de los cristianos del primer siglo, que comenzaron a abandonar su trabajo y sus actividades cotidianas para esperar pasivamente la venida de Jesús. Pero sí podemos proveernos del aceite que incendiaba su corazón y les hacía clamar: ¡Ven, Señor Jesús! ¿No es ésta la aclamación que pronunciamos en la Misa después de la consagración? “Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección. ¡Ven, Señor Jesús!”.

Cuando sabemos que por encima de todas nuestras relaciones humanas (matrimonio, noviazgo, amistad, trabajo, estudio) está la relación con el único novio, Jesucristo, la alegría nos invade: “¿Es que pueden estar tristes los invitados a la boda mientras el novio está con ellos?” (Mt 9, 15). Cuando hay aceite de amor y de pasión por Dios, cuando nuestro ser se estremece por el único Esposo de la Iglesia, Jesucristo (Cfr. Ap 22, 17) renace una nueva esperanza que nos hace madrugar para buscar a Dios: “Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo”. “Mi alma está sedienta de ti, Señor, Dios mío” (Sal 63[62]; Sab 6, 14).

Cuando hay suficiente aceite en nuestras lámparas (Cfr. Mt 25, 9) podemos dormir tranquilos: “Mis ojos se retiran, la voz deja su canto. Pero el amor enciende su lámpara velando” (Himno litúrgico para la oración de la noche). Cuando hay suficiente aceite en nuestras lámparas somos del grupo de los prudentes que edifican su casa sobre la roca y se mantiene en pie en medio de los ventarrones y de las sacudidas (Cfr. Mt 7, 24-26). Cuando hay suficiente aceite en nuestras lámparas brillamos con la luz de Cristo delante de los hombres – no obstante las cruces interiores- y todos pueden ver nuestras buenas obras (Cfr. Mt 5, 16).

No sabemos el día ni la hora, pero cuando hay suficiente aceite en nuestras lámparas… la sorpresa –incluso de la muerte- es alegría y confianza, no miedo ni pesar.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Homilía de Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, Arzobispo Metropolitano, durante la Misa de Fiesta por el 50 aniversario de la Parroquia

“Muy querido P. José Guillermo, muy queridos sacerdotes concelebrantes, muy queridas religiosas. Quiero saludar cordialmente a los miembros del Consejo Pastoral, y de asuntos económicos de la Parroquia, a todos los miembros de los diversos grupos parroquiales, asociaciones laicales, movimientos eclesiales, a todos los que desempeñan algún tipo de servicio, y de esa manera con su entrega ayudan a construir la comunidad de fe, de esperanza y de amor de esta Parroquia, a todos ustedes queridos hermanos y hermanas en Cristo Jesús.

Hace creo, que exactamente o aproximadamente un año también visité la Parroquia del Santísimo Sacramento, para dar inicio a un año de preparación, a un año de celebración, de este jubileo, de estos 50 primeros años de peregrinar de esta Parroquia tan querida y tan dinámica apostólica y pastoralmente hablando como es la Parroquia del Santísimo Sacramento.

Démosle gracias a Dios, alabemos al Señor de quien procede todo bien, por el don de estos 50 primeros años. El Señor ha estado grande con nosotros y por eso, hoy en que se cumplen 50 años de este peregrinar, estamos alegres. Sabemos muy bien que las obras de Dios, Dios las realiza siempre buscando la cooperación de su criatura, del ser humano; buscando la cooperación de instrumentos humanos, así siempre ha sido desde la creación. Ciertamente el Señor, es el que toma la iniciativa; es el que da el primer paso; pero apela siempre a la libertad de la persona y la invita a cooperar con su iniciativa amorosa, y gracias a que a lo largo de estos 50 años muchos decidieron escuchar el llamado del Señor para hacer realidad esta Parroquia, desde la fe respondieron con generosidad; es que hoy día nuestros ojos contemplan, lo que contemplan; es hoy día que el Santísimo Sacramento, es una realidad y es una realidad que se proyecta con confianza al futuro. En primer lugar dar ciertamente gracias a Dios por los obispos que estuvieron en el origen y en el desarrollo de esta Parroquia, entre ellos: Monseñor Carlos Alberto Arce Masías, Monseñor Erasmo Hinojosa Hurtado, Monseñor Oscar Cantuarias Pastor, el Nuncio Apostólico de aquel entonces, 1961, Monseñor Rómulo Carboni, y también la presencia para muchos del recordado y siempre queridísimo Cardenal Juan Landázuri Rickets, Arzobispo de Lima y Primado del Perú. Como no reconocer y agradecer también esta noche el apoyo decidido y la generosidad del Cardenal Cushing; en cuanto vino como Legado Pontificio, al VI Congreso Eucarístico Nacional, ofreció desinteresadamente y de manera generosa el apoyo no solamente económico para hacer realidad esta Parroquia, sino de los sacerdotes de la Congregación Santiago Apóstol de la querida Arquidiócesis de Boston. Como no recordar esta noche, esos instrumentos humanos que sintiendo el llamado del Señor cooperaron con su iniciativa para hacer realidad esta Parroquia, como han sido hasta el día de hoy sus siete Párrocos; todos ellos hay que decirlo, norteamericanos, lo cual nos habla de la comunión de fe que hay en la Iglesia.

Queremos recordar esta noche con nuestra oración y nuestro cariño al Padre Pablo Diebles, al P. Thomas Daily, al P. Guillermo Pearsall, al P. Jorge Flynn, que está aquí con nosotros, al P. Perry Schiel Federico, al P. David Becherer; seguramente los aplausos aumentarán para el actual Párroco de hoy en día el Padre José Guillermo Uhen. Pero junto con ellos: Obispos, Arzobispos, Cardenales, Nuncios Apostólicos, sobre todo el reconocimiento a tantos laicos que también desde su fe cristiana y su sentido de honda pertenencia a la Iglesia vieron en el comienzo de esta obra que comenzó en el año 1961, como el pequeño grano de mostaza, la pequeña medida de levadura, vieron también esos laicos con su compromiso, con su tiempo, con su dedicación a lo largo de todos estos años, incluso hoy en día; repito de su tiempo, de su entrega de su generosidad para hacer realidad no solamente la construcción material de la Parroquia, sino sobre todo para hacer realidad la comunidad viva, porque el templo material, no es más que el símbolo y señal de esa comunidad viva; porque los creyentes somos esos ladrillos vivos, esas piedras vivas. Con la fe, la esperanza y el amor nos vamos integrando en la construcción del verdadero edificio espiritual para mayor gloria de Dios uno y trino.

Como no recordar también a los que participaron en la obra de la construcción del templo entre ellos al arquitecto Oscar Barrantes y como digo a tantísimos más, que a lo largo de estos 50 años; religiosas, laicos, con su entrega, con su trabajo esforzado han hecho posible lo que hoy vemos para lo cual, le damos ciertamente gracias al Señor.

Yo solamente quiero llamar la atención esta noche en algo que creo que es una lección para todos nosotros. Esta Parroquia surgió como fruto palpable del “VI Congreso Eucarístico Nacional”, que tuvo por sede a Piura, por eso su nombre: Santísimo Sacramento y por lo tanto llamar la atención de que todas las cosas buenas en la iglesia, siempre comienzan en la Eucaristía, donde está realmente presente Cristo, nuestro Señor. Las cosas buenas en la Iglesia comienzan de rodillas delante del Santísimo Sacramento, las cosas buenas siempre en la vida cristiana parten del Señor y se dirigen al Señor y por eso justamente tomar conciencia de que el don más grande que la Iglesia tiene es la Eucaristía, donde está Cristo mismo y Señor. La Eucaristía contiene el bien más preciado y más grande de la Iglesia, porque ahí está Cristo. Y sabemos muy bien que con Cristo todo es posible. Lo que materialmente parece imposible, los trabajos, los retos y los desafíos que sobrepasan nuestras capacidades y nuestras fuerzas humanas, con él, todo es posible. Como diría san Pablo: todo lo puedo en aquel que me conforta. Y todas las cosas que se han ido haciendo lo largo de estos años también hay que verlas en el plano Eucarístico, porque esta Parroquia ha sido y es sobre todo una Parroquia Eucarística, una Parroquia centrada en Cristo Eucaristía, una parroquia que se nutre diaria y sobre sacramentalmente de su Señor, una parroquia que adora diaria y perpetuamente al Santísimo Sacramento, es una parroquia que ha tenido y tiene ese dinamismo pastoral que a todos nos asombra. Una parroquia que geográficamente es sino la más extensa, una de las más extensas de la arquidiócesis.

Pero ahí está el comienzo de todas las cosas buenas en Dios, pero en ese Dios encarnado, en ese Dios presente, vivo, que nos comunica su vida inmortal, que nos da su amor presente, vivo, resucitado, en la Eucaristía. Por eso es que creemos hoy que lo que comenzó hace 50 años, hoy día está extendido en una geografía muy extensa de nuestra arquidiócesis. 25 Capillas, centros de culto, templos y muchísimas obras de tipo pastoral y social. Cito algunas: la casa de la mujer y menores en desamparado, el centro pastoral médico, la casa del anciano Juan Pablo II, el hospicio para enfermos terminales “Los ángeles”, ayuda a orfanatos de las congregaciones religiosas, programas asistenciales médicos variados, los programas juveniles de misioneros y de médicos misioneros, el hospicio para la rehabilitación del drogadicto, llamado “Nueva vida”, programas sociales de préstamos para agricultores, también para aquellas familias de escasos recursos económicos que añoran y desean la construcción de su casa, comedores, 16 que dan 1600 desayunos diarios a niños, programa: familia, familia. 1400 familias han sido adoptadas, por igual números de familias americanas y reciben mensualmente una gran bolsa de alimentos, como signos de solidaridad cristiana para paliar el hambre que ellos tienen, Y que decir de las donaciones que permanentemente llegan en contenedores desde los Estados Unidos, por iniciativa del Padre José Guillermo para beneficiar a tantas y a tantos pobres.

Por eso queridos hermanos, estamos alegres, estamos contentos. Pero vuelvo a subrayar, vuelvo a señalar lo mismo: todas las cosas buenas tienen su origen en la Eucaristía. Todas las cosas buenas, nuestras empresas mejor intencionadas, pueden permanecer y sostenerse en el tiempo gracias a la Eucaristía y por eso vemos justamente cómo esta comunidad ha llegado a ser lo que es, gracias a la fe y al amor de los miembros de su Parroquia y de sus sacerdotes a la eucaristía. Por eso yo les pido, con el hoy Beato Juan Pablo II, que hagan de la Eucaristía, el centro de su vida cristiana, de su vida como comunidad.

Que el asombro eucarístico despertado en ustedes hace más de 50 años, no se apague, que ese asombro eucarístico siga creciendo, ese amor por la eucaristía siga creciendo, esa adoración eucarística se siga multiplicando, mas allá de esa capilla de adoración que hay aquí en la sede, que se pueda ver en otras capillas de la Parroquia” …


Día central de la celebración de las Bodas de Oro de la Parroquia Santísimo Sacramento

Con una serie de actividades culturales, sociales y religiosas se celebró el día central de las Bodas de Oro de la Parroquia Santísimo Sacramento.

A las 6.00 se inicio la jornada con el alba de camaretazos en todas las capillas. A las 10, se llevó a cabo la mañana de Confraternidad "Bodas de Oro", con concursos regalos y un suculento almuerzo

A las 7 de la noche de realizó la Misa concelebrada, presidida por Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, Arzobispo Metropolitano. Durante su homilía el Arzobispo manifestó lo siguiente:

“Muy querido P. José Guillermo, muy queridos sacerdotes concelebrantes, muy queridas religiosas. Quiero saludar cordialmente a los miembros del Consejo Pastoral, y de asuntos económicos de la Parroquia, a todos los miembros de los diversos grupos parroquiales, asociaciones laicales, movimientos eclesiales, a todos los que desempeñan algún tipo de servicio, y de esa manera con su entrega ayudan a construir la comunidad de fe, de esperanza y de amor de esta Parroquia, a todos ustedes queridos hermanos y hermanas en Cristo Jesús.

Hace creo, que exactamente o aproximadamente un año también visité la Parroquia del Santísimo Sacramento, para dar inicio a un año de preparación, a un año de celebración, de este jubileo, de estos 50 primeros años de peregrinar de esta Parroquia tan querida y tan dinámica apostólica y pastoralmente hablando como es la Parroquia del Santísimo Sacramento.

Démosle gracias a Dios, alabemos al Señor de quien procede todo bien, por el don de estos 50 primeros años. El Señor ha estado grande con nosotros y por eso, hoy en que se cumplen 50 años de este peregrinar, estamos alegres. Sabemos muy bien que las obras de Dios, Dios las realiza siempre buscando la cooperación de su criatura, del ser humano; buscando la cooperación de instrumentos humanos, así siempre ha sido desde la creación. Ciertamente el Señor, es el que toma la iniciativa; es el que da el primer paso; pero apela siempre a la libertad de la persona y la invita a cooperar con su iniciativa amorosa, y gracias a que a lo largo de estos 50 años muchos decidieron escuchar el llamado del Señor para hacer realidad esta Parroquia, desde la fe respondieron con generosidad; es que hoy día nuestros ojos contemplan, lo que contemplan; es hoy día que el Santísimo Sacramento, es una realidad y es una realidad que se proyecta con confianza al futuro. En primer lugar dar ciertamente gracias a Dios por los obispos que estuvieron en el origen y en el desarrollo de esta Parroquia, entre ellos: Monseñor Carlos Alberto Arce Masías, Monseñor Erasmo Hinojosa Hurtado, Monseñor Oscar Cantuarias Pastor, el Nuncio Apostólico de aquel entonces, 1961, Monseñor Rómulo Carboni, y también la presencia para muchos del recordado y siempre queridísimo Cardenal Juan Landázuri Rickets, Arzobispo de Lima y Primado del Perú. Como no reconocer y agradecer también esta noche el apoyo decidido y la generosidad del Cardenal Cushing; en cuanto vino como Legado Pontificio, al VI Congreso Eucarístico Nacional, ofreció desinteresadamente y de manera generosa el apoyo no solamente económico para hacer realidad esta Parroquia, sino de los sacerdotes de la Congregación Santiago Apóstol de la querida Arquidiócesis de Boston. Como no recordar esta noche, esos instrumentos humanos que sintiendo el llamado del Señor cooperaron con su iniciativa para hacer realidad esta Parroquia, como han sido hasta el día de hoy sus siete Párrocos; todos ellos hay que decirlo, norteamericanos, lo cual nos habla de la comunión de fe que hay en la Iglesia.

Queremos recordar esta noche con nuestra oración y nuestro cariño al Padre Pablo Diebles, al P. Thomas Daily, al P. Guillermo Pearsall, al P. Jorge Flynn, que está aquí con nosotros, al P. Perry Schiel Federico, al P. David Becherer; seguramente los aplausos aumentarán para el actual Párroco de hoy en día el Padre José Guillermo Uhen. Pero junto con ellos: Obispos, Arzobispos, Cardenales, Nuncios Apostólicos, sobre todo el reconocimiento a tantos laicos que también desde su fe cristiana y su sentido de honda pertenencia a la Iglesia vieron en el comienzo de esta obra que comenzó en el año 1961, como el pequeño grano de mostaza, la pequeña medida de levadura, vieron también esos laicos con su compromiso, con su tiempo, con su dedicación a lo largo de todos estos años, incluso hoy en día; repito de su tiempo, de su entrega de su generosidad para hacer realidad no solamente la construcción material de la Parroquia, sino sobre todo para hacer realidad la comunidad viva, porque el templo material, no es más que el símbolo y señal de esa comunidad viva; porque los creyentes somos esos ladrillos vivos, esas piedras vivas. Con la fe, la esperanza y el amor nos vamos integrando en la construcción del verdadero edificio espiritual para mayor gloria de Dios uno y trino.

Como no recordar también a los que participaron en la obra de la construcción del templo entre ellos al arquitecto Oscar Barrantes y como digo a tantísimos más, que a lo largo de estos 50 años; religiosas, laicos, con su entrega, con su trabajo esforzado han hecho posible lo que hoy vemos para lo cual, le damos ciertamente gracias al Señor.

Yo solamente quiero llamar la atención esta noche en algo que creo que es una lección para todos nosotros. Esta Parroquia surgió como fruto palpable del “VI Congreso Eucarístico Nacional”, que tuvo por sede a Piura, por eso su nombre: Santísimo Sacramento y por lo tanto llamar la atención de que todas las cosas buenas en la iglesia, siempre comienzan en la Eucaristía, donde está realmente presente Cristo, nuestro Señor. Las cosas buenas en la Iglesia comienzan de rodillas delante del Santísimo Sacramento, las cosas buenas siempre en la vida cristiana parten del Señor y se dirigen al Señor y por eso justamente tomar conciencia de que el don más grande que la Iglesia tiene es la Eucaristía, donde está Cristo mismo y Señor. La Eucaristía contiene el bien más preciado y más grande de la Iglesia, porque ahí está Cristo. Y sabemos muy bien que con Cristo todo es posible. Lo que materialmente parece imposible, los trabajos, los retos y los desafíos que sobrepasan nuestras capacidades y nuestras fuerzas humanas, con él, todo es posible. Como diría san Pablo: todo lo puedo en aquel que me conforta. Y todas las cosas que se han ido haciendo lo largo de estos años también hay que verlas en el plano Eucarístico, porque esta Parroquia ha sido y es sobre todo una Parroquia Eucarística, una Parroquia centrada en Cristo Eucaristía, una parroquia que se nutre diaria y sobre sacramentalmente de su Señor, una parroquia que adora diaria y perpetuamente al Santísimo Sacramento, es una parroquia que ha tenido y tiene ese dinamismo pastoral que a todos nos asombra. Una parroquia que geográficamente es sino la más extensa, una de las más extensas de la arquidiócesis.

Pero ahí está el comienzo de todas las cosas buenas en Dios, pero en ese Dios encarnado, en ese Dios presente, vivo, que nos comunica su vida inmortal, que nos da su amor presente, vivo, resucitado, en la Eucaristía. Por eso es que creemos hoy que lo que comenzó hace 50 años, hoy día está extendido en una geografía muy extensa de nuestra arquidiócesis. 25 Capillas, centros de culto, templos y muchísimas obras de tipo pastoral y social. Cito algunas: la casa de la mujer y menores en desamparado, el centro pastoral médico, la casa del anciano Juan Pablo II, el hospicio para enfermos terminales “Los ángeles”, ayuda a orfanatos de las congregaciones religiosas, programas asistenciales médicos variados, los programas juveniles de misioneros y de médicos misioneros, el hospicio para la rehabilitación del drogadicto, llamado “Nueva vida”, programas sociales de préstamos para agricultores, también para aquellas familias de escasos recursos económicos que añoran y desean la construcción de su casa, comedores, 16 que dan 1600 desayunos diarios a niños, programa: familia, familia. 1400 familias han sido adoptadas, por igual números de familias americanas y reciben mensualmente una gran bolsa de alimentos, como signos de solidaridad cristiana para paliar el hambre que ellos tienen, Y que decir de las donaciones que permanentemente llegan en contenedores desde los Estados Unidos, por iniciativa del Padre José Guillermo para beneficiar a tantas y a tantos pobres.

Por eso queridos hermanos, estamos alegres, estamos contentos. Pero vuelvo a subrayar, vuelvo a señalar lo mismo: todas las cosas buenas tienen su origen en la Eucaristía. Todas las cosas buenas, nuestras empresas mejor intencionadas, pueden permanecer y sostenerse en el tiempo gracias a la Eucaristía y por eso vemos justamente cómo esta comunidad ha llegado a ser lo que es, gracias a la fe y al amor de los miembros de su Parroquia y de sus sacerdotes a la eucaristía. Por eso yo les pido, con el hoy Beato Juan Pablo II, que hagan de la Eucaristía, el centro de su vida cristiana, de su vida como comunidad.

Que el asombro eucarístico despertado en ustedes hace más de 50 años, no se apague, que ese asombro eucarístico siga creciendo, ese amor por la eucaristía siga creciendo, esa adoración eucarística se siga multiplicando, mas allá de esa capilla de adoración que hay aquí en la sede, que se pueda ver en otras capillas de la Parroquia”

Concluida la Eucaristía se realizó el Concierto de los Talentos de la Parroquia, en el Coliseo de la Parroquia. Los presentes disfrutaron de una variada selección de temas musicales interpretados por los grupos de la Parroquia. Pasada las 10 de la noche con el agradecimiento del Padre José Guillermo Uhen se dio por concluidas las actividades del día.

sábado, 27 de agosto de 2011

PRESENTACIÓN DEL LIBRO HISTORIA DE LA PARROQUIA SANTÍSIMO SACRAMENTO


Con un profundo agradecimiento a Dios, presente en el Santísimo Sacramento del altar, a la Santísima Virgen María, a nuestro querido Párroco el R.P. José Guillermo Uhen, al excelentísimo Arzobispo Metropolitano de Piura y Tumbes Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, y a todos y cada una de las personas que de una u otra manera han contribuido a la cristalización de este sueño largamente acariciado, estamos presentando “La Historia de nuestra Parroquia, que esperamos sirva de base para seguir ahondando las investigaciones al respecto. Esperamos que el presente documento que nos permita conocer nuestras raíces, para mirar al futuro con esperanza, con optimismo, con alegría, y con gratitud, para seguir dando nuestros mejores esfuerzos por engrandecer la obra del Señor en estas cálidas tierras piuranas.

La historia de la Parroquia Santísimo Sacramento, en nuestra ciudad de Piura, ha sido el resultado de una amplia y seria investigación, que ha sido posible gracias al esfuerzo y dedicación de nuestro querido Párroco, quien ha mostrado siempre una especial preocupación por conocer y difundir la historia. Desde el púlpito nos ha motivado permanentemente, solicitando fotografías, artículos anécdotas y todo aquello que sirva para encontrar nuestras raíces.

Las fuentes a las que hemos recurrido, han sido los archivos del Arzobispado de Piura y Tumbes, donde constan los Decretos de Constitución y erección de la Parroquia, documentos relacionados con los terrenos donde se levantó el templo. la Casa Parroquial, y otras dependencias; los periodos de permanencia de los Párrocos y sacerdotes que han venido trabajando en esta obra del Señor etc. Otras fuentes importantes han sido, los artículos periodísticos, publicados en los diarios “El Tiempo”, “Correo”, y “La Industria”, a través de estos 50 años; testimonio fotográficos; artículos de revistas, folletos, libros; pero sobre todo, el valioso testimonio del P. George Flynn, cuarto párroco que nos brindó el miércoles 20 de agosto del año 2008, a las 11 de la mañana, en el domicilio de la Srta. Aura Paz y la Sra. Socorro Paz de Beyzaga, y que lo reiteró ampliamente el 20 de junio del presente año con motivo de su visita oficial a al Parroquia; el P. José Guillermo Uhen, a través de un amplio y detallado recuento de las actividades de la Parroquia, seguida de una visita guiada a todo el ámbito de la misma; de igual manera los testimonios y el material gráfico de la Srta. Aura Paz y Sra. Socorro Paz de Beyzaga, los testimonios, relatos y anécdotas de la Sra. Melba Añazco de Saldivar, Sr. Edilberto Arévalo Guzmán, Sra. Aura de Gálvez, Sra. Carmen Moscol, Sra. Angélica Feria Peña, Srta. Elva Feria, Sra. María Magdalena Murguía, Sr. Miguel Melquiades, Sra. Flora Castillo Agurto, Sra. Ana María Castillo de Angulo, arquitecto Oscar Barrantes Campos a través de su “Breve reseña de la Parroquia Santísimo Sacramento” y el testimonio de muchas otras personas, que han querido permanecer en el anonimato.

Los Objetivos que nos trazamos para el presente trabajo son los siguientes:

  • Hacer conocer esta Obra del Señor en estas cálidas tierras piuranas
  • Hacer conocer a las personas que hicieron posible la Obra de la Parroquia.
  • Expresar nuestro homenaje de gratitud para todas y cada una de las personas que han venidos trabajando desde los inicios, a todos los grupos que han dejado en la parroquia sus mejores esfuerzos y a los que continúan en actividad.

La mejor expresión de gratitud para todos quienes prestaron su valiosa colaboración será sin duda, el ver cristalizado este viejo anhelo.

Se trata de Cinco Capítulos en los que hemos tratado de presentar los hechos más importantes acontecidos desde el año 1960 aproximadamente hasta el 2011, en que jubilosos festejamos nuestras Bodas de Oro.

El Capítulo I, hace una breve reseña histórica de la ciudad de Piura y del Barrio de Buenos Aires. Aquí es importante resaltar que la construcción del templo, en lugar que hoy se ubica se planificó desde el año 1926, en que se formalizó este Asentamiento Humano a pedido de los moradores.

El Capítulo II, contiene Información relacionada con la Parroquia

El Capítulo III, trata sobre la Historia de la Parroquia.

El Capítulo IV, está referido a nuestros queridos Párrocos

El Capítulo V, está referido a los personajes que de una u otra manera han estado vinculados a la Parroquia.

Nuestro sincero homenaje de gratitud a nuestros fundadores el Cardenal Richard James Cushing, Arzobispo de Boston y Monseñor Carlos Alberto Arce Masías, tercer Obispo de Piura, gracias a sus gestiones se hizo realidad la Parroquia; a Monseñor Erasmo Hinojoza Hurtado, Primer Arzobispo, quien tuvo un papel muy importante en la historia; así mismo a Monseñor Emilio Vallebuona Merea, Obispo Auxiliar de Piura; a Monseñor Federico Richter Prada, Obispo Auxiliar de Piura; a Monseñor Fernando Vargas Ruiz de Somocurcio, segundo Arzobispo de Piura; a Monseñor Oscar Cantuarias Pastor, tercer Arzobispo de Piura; a Monseñor Augusto Beuzeville Ferro, Obispo Auxiliar de Piura y Tumbes; a Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, actual Arzobispo de Piura, quien facilitó toda la documentación histórica, a Monseñor Jesús Moliné Labarta, Obispo de Chiclayo, todos ellos de alguna u otra manera han hecho historia en la Parroquia.

Nuestros profundo agradecimiento a nuestros queridos y recordados Párrocos y sus Comunidades Parroquiales: R.P. Pablo Diebels; R.P. Thomas Daily; R.P. Guillermo Pearsall; R.P. George Flynn Woodhead; R.P. Perry Schiel Federico; R.P. David Becherer; y nuestro actual Párroco José Guillermo Uhen, así como a las Comunidades Parroquiales, que trabajaron al lado de sus Párrocos: P. Miguel Crawler; P. Patricio Lohan, P. Leo Mahoney; P. Roberto Beauregard; P. Martín Murphy; P. Guillermo Patala, P. Jesús Moliné Labarta(hoy Obispo de Chiclayo); así mismo a todos los integrantes de los diversos Grupos que han venido trabajado, brindando su desinteresada colaboración a la Parroquia; a los Misioneros norteamericanos, sean religiosos o laicos: Rick & Margaret ,Stephanie, Becky, Randy, Anita,Taylor, Jack, Rev. P. Kumar, Rev. P. Patrick, Jim, Dori, Jeff, Rev. P. Long, Jim H, Jesse, Jim, Tobi, Mike, Rosie, Melissa, Rev.P. José, Bob, Gail,Jeanne, Rev.P. Tony, Rev. P. Joe, Rev. Tom, Jenni, Tobi, Jimmy, Mike, Tobi, Melissa, Rick…y otros tantos cuyos nombres están escrito en el libro de Dios y en el corazón de los piuranos.

Nuestros Párrocos y sus Comunidades Parroquiales

1961-1962

Párroco: P. Pablo Diebels

Ecónomo P. Miguel Crawler

Vicario P. Patricio Lohan

1963

Párroco: P. Pablo Diebels

Ecónomo P. Thomas Daily

Vicario P. George Flynn

1963-1964

Párroco: P. Tomas Daily

Ecónomo: P. George Flynn

Vicario: P. Guillermo Pearsall

1965 (Desde el 26 de abril al 06 noviembre)

Párroco: P. Guillermo Pearsall

Ecónomo: P. George Flynn

Vicario: P. Guillermo Pearsall

1965 (desde el 07 de noviembre)

Párroco: P. George Flynn

Ecónomo P. Tomas Daily

Vicario P. James Hargadon

1965 (desde 09 de noviembre)

Párroco: P. George Flynn

Vicario C. P. Leo Mahoney

Vicario C. P. Roberto Beauregard

1967

Párroco: P. George Flynn

Vicario C. P. Leo Mahoney

Vicario C. P. Roberto Beauregard

1968

Párroco: P. George Flynn

Vicario Coop. P. Martín Murphy

Vicario Coop. P. Roberto Beauregard

1969

Párroco: P. Perry Schiel Federico

Vicario P. Guillermo Patala

1970

Párroco: P. Perry Schiel Federico

Vicario P. Guillermo Patala

1971-1998

Párroco: P. David Becherer

Vicario: P. Jesús Moliné Labarta

Desde 1998

Párroco P. José Guillermo Uhen

Nuestros Párrocos

1er Párroco: P. Pablo Diebels 1961-1963

Párroco P. Tomas Daily 1963-1964

3er Párroco: P. Guillermo Pearsall 1965

Párroco: P. George Flynn 1965-1969

Párroco: P. Perry Schiel Federico 1969-1970

Párroco: P. David Becherer 1971-1998

Párroco P. José Guillermo Uhen 1998-

Francisco Rosas Castillo

jueves, 25 de agosto de 2011

MONSEÑOR PABLO ALVARADO ARRATE ES LLAMADO A LA CASA DEL PADRE

Falleció en Piura a la edad de 77 años

24 de agosto (Oficina de prensa).- El Arzobispado de Piura comunica a todos los fieles católicos y hombres y mujeres de buena voluntad el sensible fallecimiento de Monseñor Pablo Alvarado Arrate, ocurrido esta noche en Piura, a la edad de 77 años.

El cuerpo de Monseñor Alvarado está siendo velado en la Parroquia San José Obrero ubicada en la Av. Vice s/n, Urbanización San José de nuestra ciudad. La Santa Misa por el eterno descanso de quien ejerciera una ardua labor pastoral en Piura y Tumbes se realizará el viernes 26 de agosto a las 11 de la mañana en la parroquia antes mencionada, la cual será presidida por Monseñor José Antonio Eguren, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura.

Único hijo varón de 9 hermanos, Monseñor Pablo Alvarado nació en Morropón el 30 de junio de 1934. Sus padres fueron Don José del Carmen Alvarado Lamadrid y Doña Rosa Elvira Arrate Córdova. A los seis años de edad inició sus estudios de primaria en su ciudad natal, en la Escuela 1606 de Varones. A los 13 años ingresó como alumno del único Seminario Diocesano de Piura, fundado por Mons. Fortunato Chirichigno, primer Obispo de esta ciudad. Cuando tenía 18 años y al terminar la secundaria en el Seminario de Piura fue enviado a Lima al Seminario Santo Toribio de Mogrovejo. Posteriormente, fue enviado a Santiago de Chile, al Seminario a la Universidad Católica de ese país. En octubre 1963 viajó a Roma para terminar sus estudios de Teología, los cuales concluyó en 1966 en la Universidad Gregoriana de la ciudad italiana.

El 5 de diciembre de 1965, tres días antes de la Clausura del Concilio Vaticano II, Monseñor Erasmo Hinojosa - entonces Arzobispo de Piura - lo ordenó sacerdote en Roma, en un pueblo llamado Grottaferrata con la presencia de sacerdotes de América Latina y Obispos peruanos. Después de ordenado viajó a Madrid a estudiar Liturgia. En marzo de 1967 muere su padre y regresa al Perú definitivamente. Ese mismo año el R.P. José Rivera impartió clases de Religión en el Colegio Miguel Cortés, y apoyó en la Parroquia

Cristo Rey de Pachitea. En 1968 fue enviado a Tumbes como Vicario de la Parroquia San Nicolás con Monseñor Jorge Castillo que era Párroco. Estando allí fue fundador y Párroco de la nueva Parroquia San Martín de Porres de Tumbes, ejerciendo sus labores pastorales hasta el año 1971. En 1972 fue Vicario Episcopal de Pueblos Jóvenes de la Arquidiócesis de Piura.

Posteriormente, en el año 1982 Monseñor Oscar Cantuarias lo nombra Vicario General de la Arquidiócesis de Piura, cargo en el que se desempeñó hasta el año 2004. Monseñor Alvarado realizó otras labores pastorales: en 1998 y hasta agosto del 2002 fue Rector del Seminario Arquidiocesano de Piura. Asimismo fue Párroco de la Parroquia Cristo Rey, Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, Parroquia Sagrado Corazón de Miraflores, de la Catedral de Piura y de la Parroquia San José Obrero. También se desempeñó como Director de ODEC Piura; Vicario Foráneo de Piura, miembro del Consejo Presbiteral, entre otros encargos en la Arquidiócesis. Monseñor Alvarado fue un gran compositor y músico. Solía cantar y componer con su familia desde muy pequeño. En su estancia en Roma comenzó a componer melodías de vals, polkas y tonderos. Luego en Piura compuso hermosos cantos religiosos como el Himno al Señor de Chocan y a la Virgen de las Mercedes; María Testigo, e Himnos al Sínodo

Piurano y a la Gran Misión. También compuso otros himnos a la ciudad de Morropón, de Piura, y a diversos colegios. Fue condecorado en el 2009 con la medalla de Piura por el entonces Instituto Nacional de Cultura como artista popular, y Arzobispado de Piura

http://www.arzobispadodepiura.org Motorizado por Joomla! Generado: 25 August, 2011, 12:32

domingo, 21 de agosto de 2011

ACTIVIDADES CENTRALES DE LAS BODAS DE ORO

ACTIVIDADES CENTRALES DE LAS BODAS DE ORO DE LA PARROQUIA SANTÍSIMO SACRAMENTO - 26 DE AGOSTO AL 06 DE SETIEMBRE

VIERNES 26 DE AGOSTO

8.00 a.m. Exposición artística de niños

10.00 a.m. Conferencia de Prensa y Presentación del Libro

6.00 p.m. 1er. Día de Novena "Jesús presente en la Eucaristía"

7.00 p.m. Misa de novena

8.00 p.m. Conociendo la Historia de la Parroquia (video y testimonios)

SÁBADO 27 DE AGOSTO

8.00 a.m. 1era. Fecha del Campeonato Deportivo

4.00 p.m. 2do. Día de Novena "Jesús ayer hoy y siempre"

7.00 p.m. Misa de novena

8.00 p.m. Concierto de "Violines y Voces"

DOMINGO 28 DE AGOSTO

10.00 a.m. Feria de Corresponsabilidad - Exposición fotográfica

6.00 p.m. 3er. Día de Novena "Jesús Señor mío y Dios mío"

7.00 p.m. Misa de novena

8.00 p.m. Concurso de composiciones musicales "Bodas de Oro"

LUNES 29 DE AGOSTO

6.00 p.m. 4to. Día de Novena "Jesucristo fuente de agua viva"

7.00 p.m. Misa de novena

8.00 p.m. Noche en el Espíritu "Regocíjate en el Espíritu"

MARTES 30 DE AGOSTO

8.00 a.m. 2da. Fecha del campeonato deportivo

3.00 p.m. Corso y Pasacalle

6.00 p.m. 5to. Día de Novena "Jesús luz del mundo"

7.00 p.m. Misa de novena: Renovación de las Promesas Matrimoniales

8.00 p.m. Noche de matrimonios "Renovando el amor"

MIÉRCOLES 31 DE AGOSTO

6.00 p.m. 6to. Día de Novena "Jesús y su llamado a los jóvenes"

7.00 p.m. Misa de novena

8.00 p.m. Noche de jóvenes "Concierto juvenil"

JUEVES 01 DE SETIEMBRE

6.00 p.m. 7mo. Día de Novena "Jesús camino, verdad y vida"

7.00 p.m. Misa de novena

8.00 p.m. Noche de la Palabra "Servicio Bíblico"

VIERNES 02 DE SETIEMBRE

6.00 p.m. 8vo. Día de Novena "Jesús Rey del Universo"

7.00 p.m. Misa de novena

8.00 p.m. Presentación de la Orquesta Sinfónica de Piura"

SÁBADO 03 DE SETIEMBRE

9.00 a.m. Mañana Familiar: Platos típicos, vacaciones útiles y premios.

6.00 p.m. 9no. Día de Novena "Jesús el Buen Pastor"

7.00 p.m. Misa de vísperas: Renovación de las Promesas Bautismales

8.00 p.m. Verbena

DOMINGO 04 DE SETIEMBRE

6.00 a.m. Alba de camaretazos en todas las capillas

10.00 a.m. Mañana de Confraternidad "Bodas de Oro"

7.00 p.m. Misa de fiesta presidida por Exc. Mons. José Antonio Eguren

8.00 p.m. Concierto de los Talentos de la Parroquia

LUNES 05 DE SETIEMBRE

10.00 a.m. Retreta de la Banda de Músicos del Ejercito

7.00 p.m. Misa de Acción de Gracias

8.00 p.m. Reconocimiento a grupos y capillas por su participación.

MARTES 06 DE SETIEMBRE

7.00 p.m. Misa de Acción de Gracias

8.00 p.m. Exposición fotográfica: "Actividades Bodas de Oro