domingo, 15 de mayo de 2011

Piura, es hora de actuar, basta de asaltos




“PIURA, ES HORA DE ACTUAR, BASTA YA DE ASALTOS "



Una multitudinaria movilización de niños, jóvenes y adultos, pocas veces vista en Piura, constituyó la marcha contra la delincuencia " Piura, es hora de actuar, basta ya de asaltos ", organizada por la Parroquia Santísimo Sacramento, como una forma de levantar la fe y el ánimo de los ciudadanos, para que sientan que sus reclamos y sus denuncias contra la delincuencia son escuchados. Esto es solo el inicio de la campaña de solidaridad contra la injusticia, manifestó en la víspera el P. José Guillermo Uhen, Párroco del Santísimo Sacramento.


La marcha se llevó a cabo el sábado 14 del presente, pasada las 4 de la tarde, contando con la asistencia de las autoridades, como el presidente regional, Javier Atkins, la alcaldesa de Piura, Ruby Rodríguez, la alcaldesa de Castilla, Violeta Ruesta; el alcalde de Catacaos, Pablo Castro; el representante de la Policía, Yovana Ibarra; el representante de la Corte Superior de Justicia, María Nizama; el encargado de la Defensoría del Pueblo en Piura, César Orrego; miembros del Serenazgo, regidores de Piura y Castilla, diversos grupos de la Parroquia, delegaciones de Instituciones educativas y la ciudadanía en general


Fue una extraordinaria jornada llena de entusiasmo y de optimismo, matizada con música, mensajes alusivos, lemas apropiados para la ocasión y la alegría propia de los niños y jóvenes que contagiaban a los presentes, motivando a los ciudadanos a colaborar y a no permanecer indiferentes antes este arremetida de la delincuencia, para acabar de una vez por todas con este flagelo de la sociedad.


El domingo a grandes titulares y en sus primeras páginas, los principales diarios de la ciudad destacan esta importante manifestación ciudadana.




Diario “El Tiempo”




Más de 5 mil marchan en contra de asaltos




“PIURA, ES HORA DE ACTUAR, BASTA YA DE ASALTOS "



¡Basta ya con los asaltos! ¡No más robos! ¡A los asaltantes queremos encarcelarlos! Gritaron a una sola voz las más de cinco mil personas que se congregaron para marchar por las calles de Piura mostrando su rechazo a la delincuencia de robos y asaltos que se ha generado en nuestra ciudad.



Niños, jóvenes, madres, adultos y ancianos, vistiendo un polo blanco, recorrieron las principales calles de Piura portando varios carteles con los que muestran su rechazo a la delincuencia. De manera rotunda expresaron su rechazo a la delincuencia, buscan que disminuyan los robos de sus pertenencias que con tanto esfuerzo compran. Además, pedían a Dios que cambie la forma de pensar de los asaltantes y dejen los actos delictivos. Acompañaron la marcha algunas autoridades como la alcaldesa de Castilla, Violeta Ruesta; el alcalde de Catacaos, Pablo Castro; representante de la Policía, Yovana Ibarra; representante de la Corte Superior de Justicia, María Nizama; encargado de la Defensoría del Pueblo en Piura, César Orrego; Serenazgo, algunos regidores de Piura y Castilla. A mitad del recorrido se unió el presidente regional, Javier Atkins. Y al final de ésta llegó la alcaldesa de Piura, Ruby Rodríguez. El sacerdote Guillermo Uhen, párroco de la iglesia Santísimo Sacramento, organizador de la marcha, agradeció la asistencia de los piuranos, “estoy muy contento, confío en que el pueblo de Piura, unido con Dios y con la buena fe, con cada una de las autoridades podemos enfrentar este problema. Esperaba esta asistencia porque el pueblo tiene buena fe”, dijo.
El sacerdote refiere que la masiva asistencia también demuestra que el pueblo piurano quiere un cambio porque muchos han sufrido bastante con esta violencia. Agregó que se busca informar para que la población pueda ofrecer elementos probatorios y se puedan hacer juicios a los delincuentes. La jueza María Nizama Márquez, representante de la Corte Superior de Justicia, señaló que muchas veces los jueces no pueden sancionar a los asaltantes porque las víctimas tienen miedo de acusarlos. Agregó que cuando se vea un acto delictivo se pueden tomar fotografías con los celulares, éstas servirán como indicio para probar un delito. “No hay que tener miedo, hay que ser valientes y denunciar. Los jueces pueden ponerlos en las cárceles, pero necesitan testimonios y allí es donde nosotros tenemos que actuar”, señaló el padre Uhen. Durante el recorrido, los asistentes repartieron volantes a la población con recomendaciones de cómo actuar antes, durante y después de un asalto y dónde acudir para denunciarlo.


Presidente Regional


Afrontar la delincuencia no sólo es trabajo de autoridades El presidente regional Javier Atkins Lerggios, quien se unió a la marcha a mitad del recorrido, señaló que ante los niveles de delincuencia que se viven en la ciudad, que han pasado de la delincuencia común a una mayor como secuestros y extorciones, recuperar la seguridad no sólo es trabajo de las autoridades sino de toda la colectividad. Refiere que la delincuencia es un tema de cultura, de sociedad y viene de la familia. “Lamentablemente la “fractura” de la familia hace que tengamos personas muchas veces orientadas hacia la violencia. Creo que hay que corregir las causas. Los niveles de inseguridad son consecuencia de una serie de factores, se requiere trabajo de toda la sociedad”, indicó. Atkins volvió a hacer mención a la propuesta del Gobierno Regional de ceder el uso el campamento del Chira-Piura en Sullana, que lleva más de 20 años abandonado, para que la Policía construya su nueva escuela, “ya hemos iniciado el trámite legal, máximo en 60 días estará habilitado esto la cesión en uso”, dijo.



Diario “Correo”
PIURA -


Con pancartas, carteles y globos blancos unas 2 mil personas, participaron en la marcha "Basta ya de asaltos", que organizó la Parroquia Santísimo Sacramento, con el fin de renovar el compromiso de las autoridades para disminuir la delincuencia y concientizar a la población para que colabore en ese objetivo.

En la actividad acompañaron al R.P. José Guillermo Uhen, de la Parroquia Santísimo Sacramento, la alcaldesa de Castilla, Violeta Ruesta, el alcalde de Catacaos, Pablo Castro, así como representantes del Poder Judicial, Policía, Municipalidad de Piura, Defensoría del Pueblo, a quienes se sumaron el presidente regional Javier Atkins, el presidente de la Corte de Justicia, Luis Cevallos Vegas, y la alcaldesa de Piura, Ruby Rodríguez.


Por ello desde el Gobierno Regional han decidido ceder en uso los 30 ambientes del campamento del Proyecto Chira Piura, abandonado desde hace 20 años, para que funcione la Escuela de la Policía.

La jueza Socorro Nizama, representante del Poder Judicial, señaló que en muchos casos el juez no puede sancionar, porque el ciudadano tiene temor de enfrentar al agresor ante la justicia y a nadie se puede culpar si no hay pruebas. La población tiene que colaborar, incluso tomando fotos, porque son un medio de prueba, agregó.




Diario La hora


Editorial


Ahora los delincuentes ni siquiera mencionan el consabido: “esto es un asalto…” de frente y sin mayor trámite le lanzan un soberano golpe a la víctima y en el común de los asaltos, le descerrajan un tiro a donde le caiga. La vida para ellos no vale nada. Hasta el puñal pasó a ser un elemento decorativo en el mundo del hampa, que hoy –con la mayor naturalidad del mundo- usa armas de fuego para cometer sus delitos.


Las calles de Piura, para desdicha nuestra, siguen en posesión de este tipo de asaltantes, estafadores, cogoteros, escaperos y hoy los “marcas”, especie de espías bancarios que tienen los ojos sembrados en las instituciones financieras para saber quiénes salen con abultados fajos de billetes, para inmediatamente seguirlos y despojarlos hasta de la vida, como viene ocurriendo casi a diario.
No es ninguna exageración, pero lamentablemente nuestras calles no son seguras. A unos los asaltan en plena vía pública y ante la vista atónita de la gente. A otros se los raptan como si nada los mototaxistas y taxistas coludidos con la mafia de delincuentes para quitarles hasta los zapatos. Mientras que a quienes gustan salir de paseo les desvalijan la casa en un pestañeo y nadie responde por ello.


No se puede transitar seguro por las calles de Piura, sobre todo si se lleva dinero encima o va bien vestido y ostentando lujos y detalles, que son como imán para los delincuentes, quienes están en todos lados con sus bulliciosos vehículos de escape: las motos lineales.



La Policía, sin lugar a dudas, trata de minimizar la inseguridad en nuestras calles, pero lamentablemente los hechos dicen todo lo contrario y ocurre que diariamente se presentan más de 15 asaltos de diversa modalidad en las comisarías locales. Una cifra que se acrecienta los fines de semana o días festivos, cuando el centro de atención son los turistas y foráneos, sobre quienes siempre cae la maldición de los asaltos.


Este en un hecho que afecta la imagen de nuestra ciudad, ahuyenta la inversión y convierte a nuestra urbe en una de las más peligrosas a nivel nacional. De allí la importancia que debe asumir nuestra Policía para salir al frente de las bandas organizadas, sin esperar a que se cometa el delito para luego buscar en la nada.


Igual responsabilidad tiene la Municipalidad de Piura y el Serenazgo, cuya función debe centrarse en la seguridad ciudadana y de una vez por todas, asumir el control de la ciudad con las dichosas cámaras de vídeo que hace más de un año prometieron a los piuranos y nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario