domingo, 27 de septiembre de 2009

Fiesta de San Francisco en Piura


Parte de la Homilía del P. Manuel Rosas Castillo OFM, 25-09-2009
…La Norma Fundamental de la Orden se llama Regla. San Francisco escribe “La Regla” que es la Norma de Vida, que se podría comparar con la Constitución Política del País. Es así como concebía la Orden, como quería que fuese su Orden y la hizo aprobar en "Forma Vitae", verbalmente, es decir, de viva voz por el Papa Inocencio III. Eso ocurrió en el año 1209. En 1223 esta aprobación fue ratificada por el Papa Honorio III por una Bula.
Durante tres años hemos celebrado los franciscanos los 800 años de la fundación de la Orden, para preguntarnos; si estamos siendo fieles a San Francisco. Para preguntarnos cuáles son nuestros orígenes. Para mirarnos en el espejo y descubrir si nos parecemos o, no a nuestro padre, si estamos siguiendo o no la Regla de San Francisco. Si la estamos siguiendo, para hacerlo mejor; y si no lo estamos, haciendo para cambiar. Para mirar de frente lo que nos sucede, buscar sus orígenes y proyectarnos, pero desde la verdad de lo que somos y de nuestra vocación. Somos hijos de Dios y estamos llamados a glorificar a Dios no solo con nuestras palabras sino sobre todo con nuestra propia vida.
Características del Carisma franciscano
El Carisma es el conjunto de características que hacen que una persona o una institución sea lo que es. El Carisma franciscano es el conjunto de características que hacen que los franciscanos sean como son.
Cristocentrismo
En primer lugar el Cristocentrismo. Es una característica fundamental del Carisma Franciscano. Porque para Francisco todo es Cristo.
Sucedió cuando él estaba en la guerra. Tuvo un sueño una noche en Espoleto; y en ese sueño, Dios le preguntaba a quien quería servir. ¿Servir al Señor o servir al esclavo? Entonces San Francisco escoge al Señor.
Pero el encuentro definitivo nace cuando en la capilla de San Damián, Cristo le habló y le dijo: Francisco anda y repara mi casa que amenaza ruina. Desde entonces Cristo ha estado a lo largo de toda su vida.
Hace pocos días hemos celebrado la Impresión de las llagas de San Francisco (Los Estigmas de San Francisco) San Francisco llegó a parecerse tanto a Cristo, que incluso las huellas de las heridas de la crucifixión se grabaron en su cuerpo. Por eso hablamos de Cristocentrismo, Cristo es el centro, el eje, el fundamento, lo único que explica la vida de San Francisco. Por eso es una característica fundamental del Carisma Franciscano
Visión Trinitaria
Porque a través de Jesucristo, Francisco conoce al Padre, descubre el amor de Dios Padre y descubre la acción del Espíritu Santo. Padre, Hijo y Espíritu Santo tres personas un solo Dios. Y guiado precisamente por la acción del Espíritu va a fundar la Orden franciscana.
Una enorme devoción por la Santísima Eucaristía porque a San Francisco le conmovía que el Señor hubiera muerto en una cruz por nosotros. Pero lo conmovía aún más, su humildad; el hecho de haberse quedado allí en la Eucaristía como alimento para todos nosotros. Por eso tenía una especial veneración por el Señor revelado en el Santísimo Sacramento de la Eucaristía y recomendaba a sus seguidores que amaran igualmente al Señor. Francisco estaba enamorado de la Encarnación del Hijo de Dios, porque no le cabía la cabeza que siendo Dios bajara, asumiera la condición de esclavo, asumiera la condición de un ser humano para en nuestro lenguaje darles a conocer quién es verdaderamente Dios. Ese hecho a San Francisco lo conmovía hasta las entrañas. Dios todopoderoso, Dios omnipotente, Sumo Bien, Todo Bien, Bien total, que se convierte en una criatura. Que se gesta en el seno purísimo de una mujer. Eso es algo que va a conmover a San Francisco hasta las lágrimas. No puede entenderlo.
Nosotros muchas veces nos peleamos tratando de ver quién es más poderoso que el otro. San Francisco en cambio está deslumbrado por eso; de cómo Dios siendo todopoderoso se hace humilde y se Encarna; por eso es que San Francisco celebra y tiene la paternidad de la celebración del Nacimiento, porque estaba tan emocionado, amaba tanto esa escena del Nacimiento de Jesús, que decidió representarlo y una vez en una localidad que se llama Greccio celebró por primera vez el Nacimiento y desde allí se celebra el nacimiento por parte de toda la humanidad en toda la tierra
Un amor especial por la Santísima Virgen.
La Porciúncula es la cuna de la Orden, llamada Santa María de Los Ángeles. En San Damián le habló el Señor a Francisco. Tiene precisamente la marca, el sello del amor a la Santísima Virgen María. San Francisco la amaba tiernamente y es una característica fundamental de un franciscano. Un franciscano que no ama a la Santísima Virgen María sencillamente no es un franciscano.
La fraternidad universal que consiste sencillamente en que hay un solo Padre, padre de todos. Entonces todos somos hermanos. No importa el color de la piel, no importa la cantidad de plata que tengamos, no importa cultura que tengamos no importa el aspecto físico que tengamos, lo que importa es que somos hijos, del mismo Padre. San Francisco en ese sentido se considera hermano de todos, pero absolutamente de todos. Hermano de los leprosos, que eran en esa época el segmento más sufrido de la sociedad. Hoy día sería el hermano de los sidosos, el hermano de los alcohólicos, el hermano de los loquitos que deambulan por las calles.
Primero tenemos que aprender a reconciliarnos con nosotros mismos, segundo que tenemos que abrirnos a los demás y descubrir que somos hermanos de todos. Además San Francisco tiene una visión Cosmológica del ser humano. El ser humano no está aislado le la creación. Formamos parte de la creación y no sólo formamos parte de la creación, se nos ha entregado la creación para que la cuidemos. Por eso San Francisco es reconocido en todo el mundo, como el patrono de la Ecología, de la defensa de la naturaleza, de la defensa del medio ambiente, Francisco ve en toda la naturaleza que toda la naturaleza canta a la Misericordia y a la Grandeza de Dios; por eso ama a la naturaleza, por eso la cuida. El Cántico de las Criaturas, es un cántico en el que San Francisco expresa precisamente todo su amor por la creación
La pobreza
Él le llamaba Madonna povertà, señora pobreza. Según él; la raíz de todos los males está en la ambición, está en la avaricia, está en el deseo de ser más, de tener poder o de poseer. Entonces él decide ser como Cristo, pobre, radicalmente pobre, sin nada, desprendido; no ser ambicioso, no andar buscando el poder, Quien busca el poder no sirve. Cuando se tiene que escoger a una persona para un cargo importante, se tiene que escoger a una persona que no quiera aceptar ese cargo, ya que la persona que si lo quiere, es decir que lo busca y hace lo posible para lograrlo; es una persona que no sirve. Porque tiene demasiada ambición y que tiene el corazón lleno de ambición y no tiene de ninguna manera la conciencia limpia
La minoridad aprender a ser menores. Aquí no hay nadie que sea más que los demás. Ser pobres, menores, aprender a ser menores
La humildad
Pero no esa humildad hipócrita. La humildad consiste en reconocer primero lo que somos, los dones que el Señor nos ha dado, pero no en creernos más que los demás y aprender a reconocer los dones que Dios les ha dado a los demás horizontal hermanos se convierte en una maravilla cada hermano lo mismo si es una criatura o si es un anciano, lo mismo que si es un hombre o es una mujer es una auténtica maravilla, es una auténtica creación de Dios
La alegría
Un franciscano triste no es un franciscano. Un Santo triste, es un triste Santo, mejor dicho, no es Santo. Los franciscanos somos constructores de paz, no destructores de la paz. Búscala la paz, promueve la paz, hace la paz…

No hay comentarios:

Publicar un comentario