viernes, 24 de septiembre de 2010

CRÓNICA DEL CONGRESO EUCARÍSTICO Y MARIANO 2010 DE PIURA


Con toda la solemnidad de un magno acontecimiento, del 12 al 15 de agosto se realizó en Piura el Congreso Eucarístico y Mariano.

El día jueves 12, por la tarde en el estadio Miguel Grau, se habían congregado cerca de 20,000 personas que aguardaban el inicio del Congreso.

Bajo un sol abrazador el grupo juvenil de la Parroquia Santísima Sacramento animaba entre cantos, dinámicas, vivas, y ola de multitudes.

A las 5 de la tarde hizo su entrada el Arzobispo Metropolitano, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi. Puestos de pie los fieles le recibieron con mucha algarabía, minutos después fueron llegando los demás Obispos, Arzobispos, sacerdotes, autoridades e invitados especiales.

La presencia de Monseñor Oscar Cantuarias Pastor, Arzobispo Emérito de Piura, dio lugar a un cálido recibimiento y reconocimiento por parte de los presentes a quien por muchos años dirigió a la grey de Piura y Tumbes

A las 5:30 fue recibido en olor de multitudes el Señor de Chocán, que hizo su recorrido por el estadio Miguel Grau, acompañado por Monseñor Eguren, los Obispos, sacerdotes e invitados.

A las 6:05 Monseñor José Antonio, con breves palabras inauguro el Congreso.

La catequesis del día estuvo a cargo de Monseñor Salvador Piñeiro, Obispo Castrense, con la ponencia “La Eucaristía y la Vida Cristiana”, en la cual Monseñor Piñeiro exhortó a los presentes a recordar que la “Eucaristía construye el amor. “En la Eucaristía Jesús nos sigue amando, Él está vivo. Lo que nos aleja de la santa Comunión con Él, es el pecado. Pero Jesús nos ha dejado un regalo de su Pascua, el sacrificio del perdón.”, expresó Monseñor Piñeiro. El Obispo Castrense nos exhortó a que seamos capaces de reconocer a Cristo en la fracción del Pan, como les sucedió a los discípulos de Emaús, “para que así recordemos que Él siempre se queda con nosotros”, finalizó diciendo: “¡Quédate con nosotros, Señor!” recibiendo la ovación de las 20 mil personas que se emocionaron con sus palabras..

A las 6 y 45 hizo su entrada el procesional de entrada, que estuvo integrado por 260 monaguillos venidos de todas las parroquias de la Arquidiócesis, cien sacerdotes de Piura y Tumbes, quienes portaban la Cruz de la Evangelización, la primera Cruz traída por los misioneros españoles a tierras peruanas. Todos ellos acompañaban a quien presidia la celebración Eucarística el Arzobispo Metropolitano de Piura, acompañado de Obispos y Arzobispos.

Monseñor Eguren señaló a los presentes que el Congreso era un encuentro con la Cruz de Cristo, que es expresión del Amor de Dios Uno y Trino por nosotros……

El día viernes 13 el Colegio Salesiano Don Bosco abrió sus puertas para acoger a los Ministros de la Comunión, así como a una multitud de ancianos y enfermos. Luego de los cantos de animación el Padre Guillermo Uhen, Párroco del Santísimo Sacramento, inició la catequesis del día con el tema: La Eucaristía, fuente de salud corporal y salvación eterna. El Padre Uhen manifestó que contemplar y creer en la Eucaristía es poner nuestra mirada en Jesús, y descubrir en ella el verdadero sacramento de sanación y salvación, esperanza para toda la humanidad y especialmente para quienes viven y luchan con el peso de la enfermedad o de los años.”

El Arzobispo Metropolitano acompañado de Obispos y Sacerdotes presidio la Misa especial para los ancianos y enfermos. En su homilía Monseñor Eguren dijo que el tesoro de la Iglesia “no está integrado por bienes materiales, sino por los enfermos, los ancianos, los pobres. ¡Ustedes son el tesoro de la Iglesia! Y no pueden olvidar que ustedes, junto a los niños, son los predilectos de Jesús: Él les imponía las manos, los consolaba, los curaba milagrosamente”.

Al término de la Misa Monseñor Eguren impartió la Unción a los Enfermos junto a Monseñor Juan Antonio Ugarte, Arzobispo del Cusco; Monseñor Salvador Piñeiro, Obispo Castrense y cuarenta sacerdotes que se distribuyeron por el Coliseo impartiendo este Sacramento. Finalizó la jornada con un compartir.

Por la tarde a las 5:30 hizo su ingreso al Estadio la imagen del Señor Cautivo Peregrino de Ayabaca en medio de la ovación de todos los presentes. Al igual que con el Señor de la Buena Muerte de Chocán, la imagen del Cautivo Peregrino de Ayabaca dio la vuelta olímpica custodiado por miembros de la Hermandad y Monseñor Uno de los momentos más emotivos de la jornada fue cuando Monseñor Eguren y Monseñor Schmalhausen llevaron el anda en sus hombros y recorrieron un buen trecho de la pista atlética mientras los fieles, al paso de la imponente imagen, agitaban sus pañuelos y la ovacionaban.

El día viernes “Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia (Jn 10, 10), estuvo a cargo de Monseñor Kay Schmalhausen, Obispo Prelado de Ayaviri. Dirigiéndose a los jóvenes manifestó: El amor de Jesús por cada uno de ustedes, es un amor personal. Él te conoce y te acompaña siempre. Aún en las horas más amargas de la soledad o de la angustia, incluso cuando todos los amigos nos han dejado Jesús está siempre con nosotros. Apostado a tu lado te dice: “no tengas miedo, no estás solo. Yo, que te he amado desde siempre, estoy contigo hasta el final”,

Finalmente alentó a los presentes a responder con valentía y generosidad a la vocación a la cual el Señor los convoca… “Y si entre ustedes, jóvenes, hay quienes se sienten llamados a un testimonio de una entrega radical al Señor, no tengan miedo a responder. El Señor sigue llamando a muchos jóvenes a consagrarse a Él con toda la vida, por toda la vida”.

En la Misa mirando la imagen del Señor Cautivo Peregrino de Ayabaca, Monseñor Eguren reflexionó en la mirada de este Jesús que se quedó atado de manos por cada uno de nosotros….

La segunda jornada del Congreso Eucarístico y Mariano concluyó con un Concierto Juvenil que hizo cantar y bailar a la entusiasta concurrencia. La música estuvo a cargo del Ministerio de Música de la Parroquia Santísimo Sacramento, Grupo Antara de Catacaos, Grupo Latín Folk de Piura y el Grupo Tierra América de Lima

El día Sábado 14

Cerca de diez mil niños colmaron el Coliseo del Colegio Salesiano Don Bosco en el Encuentro con los niños de la Catequesis de Primera Comunión. En tercer día Con globos blancos y amarillos, coloridos pañuelos, pancartas de sus colegios y parroquias y dulces cantos de comunión, los niños y sus catequistas prepararon el recibimiento de Monseñor José Antonio Eguren, S.C.V, Arzobispo Metropolitano de Piura, quien dirigió la Liturgia de Exposición al Santísimo Sacramento.

Antes de comenzar la Liturgia y agitando un pañuelo blanco, Monseñor Eguren compartió algunos cantos con los niños, para luego dar inicio a la Catequesis Interactiva, donde seis niños representantes de las Vicarías de Piura, Talara, Sullana, Paita, Bajo Piura y Tumbes respectivamente, le hicieron algunas preguntas sobre la Primera Comunión y el encuentro con el Señor Jesús.

La jornada concluyó con la exposición del Santísimo Sacramento, momento de gran recogimiento y alegría manifestada por los niños a través de oraciones y cantos

Por la tarde

Una verdadera fiesta de fe, entusiasmo y fraternidad se vivió ayer en el Estadio Miguel Grau, que por tercera vez colmó su capacidad de asistencia al acoger a más de 24 mil peregrinos y fieles venidos de toda la Región

Con aplausos, cantos y pañuelos blancos todo el Estadio recibió la llegada del Cardenal Juan Luis Cipriani, Arzobispo Metropolitano de Lima y Primado del Perú, quien ingresó al campo eucarístico acompañado de Monseñor José Antonio Eguren, Arzobispo Metropolitano de Piura, Monseñor Raúl Chau, Obispo Auxiliar de Lima y Monseñor KAy Schmalhausen, Obispo Prelado de Ayaviri.

Los vítores y los aplausos se multiplicaron cuando por la puerta norte del Estadio hizo su ingreso la imagen de Nuestra Señora de las Mercedes de Paita, en una hermosa anda adornada con flores blancas y amarillas que hacía relucir su imponente Corona, la cual fue colocada hace 50 años durante el Congreso Eucarístico Nacional de 1960

La sagrada imagen recorrió toda la pista atlética del Estadio para saludar a los miles de devotos que a su paso le rezaban con profunda emoción y confianza. Al terminar de saludar a todo el Estadio salió a su encuentro la imagen del Señor Cautivo de Ayabaca, cuya anda fue cargada por miembros de su Hermandad. La imagen del “Cautivito” saludó a la imagen de la Virgen en un gesto que fue ovacionado por todo los presentes. Las imágenes finalmente fueron puestas a un costado del escenario, para que puedan ser veneradas por todos los asistentes

La Santa Misa del tercer día ofrecida por las Familias, fue celebrada por el Cardenal Juan Luis Cipriani, Arzobispo de Lima y Primado del Perú, quien manifestó su profundo agradecimiento por la invitación a este Congreso, verdadero encuentro fraternal para la Región….

Antes de concluir la Santa Misa el Cardenal Cipriani consagró a toda la Región de Piura y Tumbes a Jesús Eucaristía y a la Santísima Virgen María.

Concluida la Misa mediante resolución los municipios de Piura y Castilla declararon huésped ilustre sal Cardenal Cipriani

Por su parte el Congreso de la república y el gobierno regional condecoraron a la venerables images del Señor de Chocan, el Señor Cautivo y la Virgen de las Mereces. La noche culminó con la quema de fuegos artificiales

El día domingo

En el día de la Solemnidad de la Asunción de la Virgen María y con la presencia del Doctor Alan García Pérez, Presidente de la República, autoridades civiles y militares de la región, y un Estadio Miguel Grau repleto de fieles católicos, se realizó la Santa Misa de Clausura del Congreso Eucarístico y Mariano.

La celebración eucarística estuvo presidida por el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, Arzobispo de Lima y Primado del Perú, y concelebrada por Monseñor Bruno Musaró, Nuncio Apostólico del Perú, Monseñor José Antonio Eguren, Arzobispo Metropolitano de Piura, y otros Arzobispos y Obispos venidos de distintas ciudades del país.

El Cardenal Cipriani se manifestó muy agradecido por la invitación a este Congreso y por las experiencias de fe y piedad popular vividas en estos días con los miles de fieles que han asistido al evento eclesial. Y como muestra de su afecto a la Arquidiócesis hizo entrega a Monseñor Eguren de unas reliquias de Santo Toribio de Mogrovejo que serán colocadas en la Catedral de Piura.

Asimismo, Monseñor Eguren resaltó que Santo Toribio de Mogrovejo, segundo Arzobispo de Lima, llegó a tierras peruanas por el Puerto de Paita con la misión de traer la Buena Nueva del Evangelio

BENDICIÓN PAPAL

Monseñor Bruno Musaró, Nuncio Apostólico del Perú, dio lectura al saludo enviado por el Santo Padre Benedicto XVI a todos los participantes de este Congreso. El saludo fue un mensaje de afecto al Arzobispo Metropolitano de Piura, a los sacerdotes, religiosos, religiosas y fieles de la Arquidiócesis. A través de su mensaje, el Santo Padre animó a profundizar en el misterio de la Eucaristía para encontrar en ella el curso necesario para una auténtica renovación espiritual y misionera de todas las comunidades eclesiales. Elevó también sus oraciones para que Nuestra Señora de las Mercedes conceda abundantes frutos de santidad y de vida cristiana en este significativo evento eclesial.

Al finalizar el saludo, el Cardenal Cipriani impartió la bendición papal que permitió a los fieles debidamente preparados obtener la indulgencia plenaria

La Procesión

Una verdadera muestra de fervor y piedad popular tuvo lugar hoy durante la Gran Procesión Eucarística que recorrió las principales calles de la ciudad de Piura, congregando a cerca de 50 mil personas.

La Procesión se inició en el Estadio Miguel Grau de nuestra ciudad al terminar la Santa Misa de Clausura del Congreso Eucarístico y Mariano. El Cardenal Juan Luis Cipriani, Arzobispo de Lima y Primado del Perú, fue quien traslado la Custodia con el Santísimo Sacramento hacia un vehículo especialmente acondicionado y adornado para la ocasión, de manera de llevarla en altura y visible para que todas las personas a su paso puedan venerarlo.

La Procesión inicial se realizó por la pista atlética del Estadio, permitiendo que los fieles pudieran saludar a Jesús Sacramentado con sus pañuelos, cantos y vivas que se multiplicaban con creciente fervor. En ese tramo la Custodia estuvo acompañada por el Doctor Alan García Pérez, Presidente de la República, Monseñor José Antonio Eguren, Arzobispo Metropolitano de Piura, Arzobispos y Obispos venidos de distintas ciudades del país, cerca de un centenar de sacerdotes de nuestra Arquidiócesis, y miembros de diversas Cofradías y Hermandades.

Seguían también la Procesión las imágenes del Señor de la Buena Muerte de Chocán, el Señor Cautivo Peregrino de Ayabaca y la de Nuestra Señora de las Mercedes de Paita, las cuales fueron ovacionadas a su paso.

Finalmente, la Procesión Eucarística llegó a la Basílica Catedral de Piura donde fue recibida por Monseñor Eguren, quien agradeció a todos los fieles su participación en la Procesión y en todas las actividades del Congreso Eucarístico y Mariano, actividades que han sido calificadas como verdaderas fiestas de fe y amor a la Eucaristía….

Francisco Rosas Castillo

No hay comentarios:

Publicar un comentario